Fiat Uno 70 SX i.e

Un poco de “little Italy” en todos los frentes

Fiat lanzó la primera generación del Fiat Uno en 1983 y fue elegido Coche del Año en Europa un año más tarde, en 1984. Fabricado para reemplazar al exitoso modelo Fiat 127, se considera que esta primera serie se produjo entre los años 1983 a 1989, aunque en otros mercados como Brasil, estuvo en vigencia 30 años, hasta 2013. Sus variadas motorizaciones en versión gasolina iban desde los modestos motores de 900 cc de 45 CV a los más poderosos 1301 cc y 105 CV de la versión Turbo i.e, quedando una única motorización diésel de 1697 cc y 58 CV. Eran otros tiempos y queda claro que los motores diésel en pequeños utilitarios no era una opción demasiado contemplada. Mejor para nosotros.

Fiat Uno de la primera generación

En Europa, la segunda generación del modelo salió al mercado en 1989 y estuvo en producción hasta 1995, siendo sus cambios más importantes el restyling exterior y la modernización de los interiores. Los motores cambiaban ligeramente su cilindrada, siendo nuevamente la versión Turbo i.e la más deseada, que con 1372 cc, un turbo Garret T2, un intercooler aire-aire y radiador de aceite llegó a desarrollar nada menos que 118 CV, nada mal para poder quemar el asfalto de las carreteras de montaña más reviradas. Para esta segunda fase se ofertaron dos versiones diésel, la ya mencionada 1.7 litros de 58 CV y otra 1.4 litros Turbo Diésel de 72 CV. Ahora sí, los tiempos cambiaban.

La versión Turbo i.e de 118 CV

El Fiat Uno 70 SX i.e

Nuestro modelo en cuestión es el denominado Fiat Uno 70 SX i.e de la segunda generación, con carrocería de 5 puertas. El Uno 70 posee un motor de gasolina de 1372 cc para desarrollar 72 CV extraídos de su 4 cilindros en linea en posición transversal, algo muy común y que empezó a popularizarse en los años 70 sobre los hatchback de tracción delantera. Así, de pronto, no parece que estemos hablando de un coche de altas prestaciones, y no lo hacemos (sus 12,9 segundos de 0 a 100 km/h no le hacen justicia), pero si tenemos en cuenta que todo el conjunto pesa únicamente 845 kg y que todo ello va asociado a una equilibrada caja de cambios manual de 5 marchas de desarrollos no demasiado largos, ni tampoco demasiado cortos, encontramos un coche capaz de desenvolverse con soltura y brío sólo perceptible cuando uno se pone a sus mandos, y más si hay curvas de por medio, no obstante es el Uno más rápido después del Turbo i.e. A todo esto hay que sumarle la gran habitabilidad y confort con el que pueden viajar sus cinco ocupantes a una velocidad máxima de 170 km/h, sólo en Autobahn.

Particularmente, nuestro Uno 70 SX i.e se encuentra en plena forma. Lo ha poseído un único dueño durante 27 años desde que se matriculó en febrero de 1990 y su marcador indica menos de 120.000 km recorridos. La pintura es la original y nunca ha sido objeto de maltrato ni mal uso, ya que no se aprecia que haya tenido ningún golpe de consideración, por lo que el diseño de Giugiaro queda intacto. De mantenimiento impecable (todas las correas y filtros son nuevos), solamente ha sido necesario reemplazar los neumáticos y pastillas de freno para que el pequeño Fiat vuelva a la carretera.

Nada más entrar al habitáculo, que conserva su tapicería original, nos damos cuenta que estamos indudablemente a los mandos de un coche italiano, con mucha información en el cuadro de relojes, que incluso podría recordarnos al Lancia Delta HF Integrale, pero vamos, solo eso, recordárnoslo. No se echa en falta que alguno de sus elementos no funcione, ya que hasta sus elevalunas eléctricos y radio original de la época trabajan a la perfección.

Por lo tanto, encontramos que este pequeño y servicial utilitario italiano está listo para que un nuevo dueño lo adopte y haga uso pleno de él. Por este precio, que incluye transferencia, se puede volver a disfrutar de lo que Italia era capaz de dar, creando modelos icónicos que difícilmente se han vuelto a ver. Ciertamente Retrolicious.

Por Elías Vicens